Descubre el Taekwondo Científico

La comunidad online que marcará un antes y un después en tu entrenamiento de Taekwondo

Continuamos con la serie de artículos sobre los beneficios del taekwondo según la ciencia

 

Beneficios del Taekwondo: disciplina y autocontrol

 

“Quiero que mi hijo aprenda disciplina y autocontrol”

Esta es una de las frases (incluyendo variantes de la misma) que más escucho decir a mamás y papás cuando apuntan a sus hijos a Taekwondo. Por ello, hoy es el turno de revisar la evidencia científica sobre los beneficios del taekwondo en la disciplina y el autocontrol.

Empecemos definiendo a qué nos referimos con disciplina y autocontrol:

La disciplina es la capacidad de las personas para poner en práctica una serie de principios relativos al orden y la constancia, tanto para la ejecución de tareas y actividades cotidianas, como en sus vidas en general. En este sentido, la disciplina supone la capacidad para controlar los impulsos, sobre todo aquellos que nos apartan de los objetivos y más bien nos inclinan al goce de los placeres más inmediatos. De allí que la disciplina sea muy importante a la hora de alcanzar metas arduas, tanto a nivel personal, como a nivel laboral y académico.- Fabián Coelho (Lingüista)

El autocontrol es la habilidad que permite regular las emociones, pensamientos, habilidades, comportamientos y deseos que cada ser humano tiene. Este proceso cognitivo es necesario a la hora de cumplir metas y alcanzar ciertos objetivos.- Wikipedia

 

En el artículo de hoy analizamos 2 estudios recientes (ver bibliografía), que examinan el efecto de la práctica de actividad física en general y del taekwondo en particular sobre la función cognitiva en niños y adolescentes con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). 

 

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH?

Según la bibliografía revisada, el TDAH es uno de los trastornos del comportamiento y del neurodesarrollo más comunes en la infancia y adolescencia, con estimaciones de prevalencia entre el 2% y el 18%. 

Hay descritas tres presentaciones clínicas del TDAH:

    • Únicamente con hiperactividad (inquietud y agitación) e impulsividad (búsqueda de recompensa inmediata y pérdida del sentido crítico);
    • Únicamente con falta de atención (falta de organización y planificación); o 
    • El llamado tipo combinado: con las dos presentaciones anteriores descritas.

 

Causas y consecuencias del TDAH

No se sabe al 100% la causa del TDAH. No obstante, sí se han asociado factores tanto genéticos como ambientales que contribuyen conjuntamente en su desarrollo, entre ellos:

    • anomalías neurológicas,
    • factores hereditarios,
    • agentes infecciosos y
    • exposiciones tóxicas pre y postnatales (exposición a la nicotina, al alcohol, monóxido de carbono, plomo…). 

Según la literatura científica, los jóvenes con TDAH corren riesgo de aislamiento social y rechazo, debido al desarrollo deficiente de habilidades motoras básicas y de coordinación, así como niveles bajos de habilidades ejecutivas y de atención.

 

TDAH: Habilidades cognitivas y función ejecutiva

Cuando se habla de TDAH, antes o después, se habla de habilidades cognitivas y función ejecutiva. Simplificando:

Las habilidades cognitivas son las funciones cerebrales necesarias para la adquisición y procesamiento del conocimiento, el tratamiento de la información y el razonamiento.

La función ejecutiva es un conjunto de habilidades cognitivas interconectadas que se requieren para aprender, afrontar y gestionar la vida diaria

 

En general, se acepta que existen 3 componentes básicos de la función ejecutiva

    • Control de la inhibición: inhibir impulsos y respuestas ante un estímulo (relacionado con el autocontrol).
    • Memoria de trabajo: estructuras y procesos usados para el almacenamiento temporal y la elaboración de información (relacionado con la atención).
    • Flexibilidad cognitiva: capacidad mental para cambiar de pensamiento alrededor de dos conceptos diferentes, y pensar en múltiples conceptos simultáneamente (relacionado con la resolución de problemas).

Según estudios, las funciones ejecutivas efectivas son esenciales para promover un desarrollo infantil saludable, ya que apoyan el crecimiento cognitivo, social y psicológico, así como el éxito académico y vital.

El deterioro de la función ejecutiva es uno de los déficits centrales del TDAH, afectando gravemente al manejo del comportamiento, las habilidades sociales y el rendimiento académico, y, por ende, impactando negativamente en la salud física y mental (y calidad de vida en general) de los niños y jóvenes con TDAH.

 

Tratamiento no-farmacológico del TDAH

En los últimos años han aumentado los estudios investigando los efectos de la actividad física y deporte en niños y adolescentes con TDAH; observándose mejoras en los 3 componentes básicos de la función ejecutiva, en el comportamiento social y en el rendimiento motor.  

¿Por qué funciona la actividad física / deporte en jóvenes con TDAH?

No se sabe al 100% el mecanismo de acción. Sin embargo, algunas explicaciones a nivel neurológico y fisiológico podrían ser:

    • Aumento de la liberación de neurotransmisores catecolaminérgicos (como la dopamina y la adrenalina) que elevan el nivel de excitación en el cerebro y promueven el desarrollo de funciones ejecutivas.
    • Aumento de la conectividad funcional entre las redes cerebrales.
    • Favorece la neurogénesis (regeneración neuronal) y la angiogénesis (creación de nuevos vasos sanguíneos). 
    • Aumento de la densidad de los vasos sanguíneos cerebelosos.
    • Etc.

Según los autores del metanálisis parece que el nivel de intensidad, el tipo de habilidad motriz y la duración de la actividad física potencian estos mecanismos. Vamos a verlo:

 

Impacto de la intensidad, las habilidades motrices y la duración del deporte en la función ejecutiva

 

1# Intensidad

La intensidad del ejercicio físico puede afectar positivamente a la función ejecutiva, según la bibliografía:

    • El nivel de intensidad moderado (de 4 a 6 en la escala RPE) corresponde al nivel óptimo de excitación cerebral, facilitando la asignación eficiente de recursos cognitivos.
    • El nivel de intensidad moderado-vigoroso (de 6 a 8 en la escala RPE) fue más beneficioso para mejorar la flexibilidad cognitiva. Según los autores, esto puede deberse a que el desarrollo de una mayor flexibilidad cognitiva requiere mayores niveles de excitación cerebral.

 

2# Habilidad motriz

Los autores la dividen en 2 tipos:

Habilidades motrices cerradas: son movimientos relativamente estables y repetitivos que no requieren ajustes ante estímulos externos (ej.: correr, pedalear, nadar, etc.).

Habilidades motrices abiertas: son movimientos que requieren ajustes ante estímulos externos (ej.: artes marciales, tenis, fútbol, etc.).

 

Se ha observado que:

    • Las habilidades motrices abiertas fueron más beneficiosas para la función ejecutiva de los niños. Probablemente esto se debe a que los niños juzgan constantemente los cambios externos durante la realización de los movimientos, requiriendo la implicación de más atención y recursos cognitivos.
    • Las habilidades motrices cerradas no requieren muchos recursos cognitivos; por lo que las actividades físicas basadas en éstas no fueron significativas para mejorar la función ejecutiva.

 

3# Duración

Según el metaanálisis:

    • Tanto intervenciones de ejercicio físico a corto como a largo plazo mejoraron el control inhibitorio y la flexibilidad cognitiva en jóvenes con TDAH.
    • Se requieren intervenciones a largo plazo para mejorar la memoria de trabajo. Según los autores, esto puede deberse a que la memoria de trabajo, como función ejecutiva central importante, involucra más áreas del cerebro; por lo que requiere más tiempo de desarrollo.

 

 

Beneficios del Taekwondo en el TDAH

 

Llegados a este punto, pensarás:

Toda actividad física podría ser beneficiosa para desarrollar disciplina y autocontrol (funciones ejecutivas) en los niños y adolescentes, no tiene por qué ser Taekwondo. 

Sí, tienes razón 🙂

Aunque el Taekwondo, comparado con otros deportes, puede ser superior en algunos aspectos. Y justo esto es lo que vamos a explorar en este apartado; sigamos:

 

Estudio experimental: Taekwondo vs Otros deportes 

El objetivo principal del estudio fue evaluar la eficacia de un programa de entrenamiento TKD sobre la función cognitiva en jóvenes con TDAH.

Para ello dividieron a los participantes en dos grupos:

    • Grupo TKD: los participantes del grupo de TKD realizaron diversas técnicas y poomses específicos de TKD durante 50 minutos, dos veces por semana.
    • Grupo control: los participantes del grupo de control realizaron actividades físicas (atletismo, balonmano y gimnasia), durante dos sesiones de educación física por semana en la escuela.

Duración de la intervención: año y medio.

Para evaluar el impacto de la intervención en la función cognitiva, se administraron dos instrumentos altamente utilizados, confiables y sensibles al TDAH:

    • Stroop
    • Ruff 2 y 7

Resultados:

    • Antes de iniciar la intervención, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre el grupo TKD y el grupo control.
    • Después de la intervención, el grupo TKD obtuvo un mejor rendimiento cognitivo en términos de atención selectiva que el grupo control.

 

Resultados de otros estudios

Tras la práctica de Taekwondo se observó:

    • Mejoras en la autorregulación cognitiva, la autorregulación afectiva, el comportamiento prosocial, la conducta en el aula y el desempeño en una prueba de cálculo mental.
    • Mayor control inhibitorio, memoria de trabajo y flexibilidad cognitiva en tareas diseñadas para evaluar la función ejecutiva.
    • Reducción en ansiedad, conductas de ensoñación, emociones inapropiadas e hiperactividad. 

 

Taekwondo: intensidad, habilidad motriz y duración

Como he mencionado en el apartado anterior, la intensidad, la habilidad motriz y la duración del deporte impactan en el desarrollo de la función ejecutiva.

1# Intensidad

Empezando con la intensidad, sabemos por el análisis de las demandas fisiológicas que en Taekwondo predomina la intensidad media-alta (sistema glucolítico). Siendo éste, según la bibliografía, el rango de intensidad óptimo para la mejora de las funciones ejecutivas. 

 

2# Habilidad motriz

Respecto a las habilidades motrices en Taekwondo:

Por un lado, tenemos las modalidades de combate y defensa personal, donde predominan las habilidades motrices abiertas, al tener que ajustar los movimientos (anticiparse, contraatacar, etc.) rápidamente a las acciones del rival.

Por el otro, tenemos los poomsaes y las acrobacias que se pueden considerar habilidades motrices cerradas al ser movimientos prefijados (es decir, no requieren ajuste ante la acción de un rival). Pensar que estas modalidades no ayudan al desarrollo cognitivo sería un error. Ambas, en mayor o menor grado, requieren atención, control de la inhibición, memorización y ejecución de movimiento de diversa complejidad en planos de movimientos no habituales y/o con el hemicuerpo menos dominante (por lo general, el izquierdo). Todo ello, estímulos necesarios para el desarrollo de la función ejecutiva y la plasticidad neuronal. 

 

3# Duración

Por último, Taekwondo es un deporte y arte marcial para toda la vida. Jóvenes y adultos pueden practicarlo, ajustándose a las necesidades individuales de cada uno, durante mucho tiempo gracias a sus distintas modalidades (combate, acrobacias, poomsaes y defensa personal). Además, su sistema de grado por cinturones fija objetivos de aprendizaje a corto, medio y largo plazo que ayuda a la adherencia durante años.

Según concluyen los autores:

“El Taekwondo tiene demandas cognitivas y motoras específicas que pueden contribuir a la mejora de la función ejecutiva en niños con TDAH”.

 

 

A seguir sanos, fuertes y entrenando 🙂

Un abrazo, 

Nuria

Bibliografía consultada 

Kadri A, Slimani M, Bragazzi NL, Tod D, Azaiez F. Effect of Taekwondo Practice on Cognitive Function in Adolescents with Attention Deficit Hyperactivity Disorder. International Journal of Environmental Research and Public Health. 2019; 16(2):204. https://doi.org/10.3390/ijerph16020204

Song Y, Fan B, Wang C, Yu H (2023) Meta-analysis of the effects of physical activity on executive function in children and adolescents with attention deficit hyperactivity disorder. PLoS ONE 18(8): e0289732. https://doi.org/10.1371/journal. pone.0289732