Descubre la revolución del Taekwondo

La comunidad online que marcará un antes y un después en tu entrenamiento de Taekwondo

Hace pocas semanas un email de un compañero de la comunidad me hizo reflexionar sobre un asunto que no es tan glamuroso de tratar como son los temas de rendimiento deportivo y preparación físicas, pero, en mi opinión,  igual de importante o incluso más.

Este es: 

La derrota en un combate de Taekwondo

 

En el artículo de hoy vamos a ver cómo podemos sacar el mayor partido a una derrota, pero primero, dejemos las cosas claras: a nadie le gusta perder (me incluyo). 

Si te estás preparando para competir, estás entrenando muy duro, varias veces por semana, con la sola finalidad de ganar. Pero… no siempre se gana. Al fin y al cabo, Taekwondo (a nivel deportivo) es un «juego de suma cero»; es decir, la victoria de un competidor se equilibra con la derrota del otro.

En la otra cara de la moneda tenemos los «juegos de suma positiva», que son aquellos donde ambos oponentes terminan en una posición mejor de la que tendrían si no se hubiera dado.

¿Puede una derrota proporcionar una posición mejor a la que tenías antes del combate? Yo creo que sí. Me explico:

El día que te encuentres en el lado del perdedor (porque va a pasar sí o sí), puedes convertir esa derrota en algo positivo: si y solo si aprendes de la experiencia.

«En la vida a veces se gana y a veces se aprende»

 

Por muy repetida y usada que esté esta frase, para mí es una frase muy poderosa si se pone en práctica– de verdad.

Como comenté en el artículo Fortaleza mental en Taekwondolos atletas con mentalidad ganadora gestionan el fracaso de manera efectiva. Es decir, entienden el fracaso como parte del proceso, del camino; lo ven como un aprendizaje, una forma de cómo NO tienen que hacer algo.

«He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces han confiado en mi para tomar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida y eso es por lo que tengo éxito».- Michael Jordan

 

¿Cómo puedes aprender del fracaso?

Te doy algunas ideas prácticas (aquí hago referencia a combate, pero se puede extrapolar a poomsae y examenes de grado):

  • Graba tus combates en vídeo;
  • Analiza tus fallos y reflexiona sobre qué debes hacer diferente la próxima vez. Por ejemplo, controla la distancia mejor, anticipa los movimientos de tu rival, encadena más patadas seguidas, realiza más fintas para enmascarar tu ataque…;
  • Practica, practica y practica. Si quieres ser mejor que la media, tienes que hacer más que la media; y
  • Haz más combates. Al final, a competir se aprende compitiendo.

 

Así es como gracias a ese fracaso, vas a ser un atleta más completo de lo que hubieras sido si no se hubiese producido.

«Los obstáculos son la forma que tiene la vida de ver si queremos lo que decimos que queremos, de distinguir entre los que dicen que quieren algo de los que realmente lo quieren: los primeros, desisten; los segundos, insisten».- F. Alcaide

 

 

Cuéntanos tu experiencia

¿Cuál ha sido tu experiencia en combate? ¿Qué has aprendido de tus fallos? ¿Crees que eres mejor atleta por ello?

¡Comparte con nosotros tu historia para que todos podamos aprender de ti!

Me encantará leer tu comentario y contesto a todo personalmente 🙂